vieira da silva

Maria Helena Vieira da Silva (1908, Lisboa, Portugal - 1992, París, Francia) fue una pintora abstraccionista. De niña viajó mucho con sus padres gracias a que eran adinerados y se encontró con una gran variedad de grupos de vanguardia, como los Futuristas italianos y los Ballets rusos. En 1919 ingresó en la Academia de belas-artes, Lisboa, para estudiar dibujo con Emilia Santos Braga. Se mudó a París en 1928 para continuar su formación formal, inscribiéndose en el curso de escultura de Emile-Antoine Bourdelle en la Académie de la grande chaumière. Mientras estuvo en París, absorbió una variedad de influencias, desde la abstracción geométrica del grupo Cercle et Carré (Circle and Square, 1929-33) y Joaquín Torres-García hasta el estilo decorativo de Pierre Bonnard.

Las primeras pinturas de Vieira da Silva fueron influenciadas por cada una de estas tendencias, y su estilo combina el cubismo, el futurismo y el constructivismo. Con su agudo sentido del ritmo y patrón, los primeros trabajos de Vieira da Silva reflejan una sensibilidad que se convertiría en un componente principal en sus pinturas más maduras, en las que se mantiene una sensación de espacio profundo y perspectiva incluso cuando las formas dentadas fracturan el plano pictórico. Tuvo su primera exposición individual en 1933 en la Galerie Jeanne Bucher, París, exhibiendo ilustraciones de un libro para niños junto con algunas pinturas. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Vieira da Silva y su esposo, el pintor Arpad Szenès, huyeron a Portugal antes de trasladarse a Río de Janeiro. Vieira da Silva continuó pintando y exhibiendo en Brasil hasta que ella y Szenès pudieron regresar a París en 1947. El tema de las pinturas de 1950 de Vieira da Silva se centra en el ambiente de la posguerra: ciudades que habían sido quemadas o inundadas, callejones, puestas de sol, y paisajes (tanto naturales como construidos). Escenas similares se muestran en una variación infinita, pero en cada pintura brilla una estructura y un orden subyacentes. Si bien fue principalmente un pintor, Vieira da Silva experimentó con otros medios. En 1966 aceptó una comisión para diseñar un vitral para el ábside de la capilla este en la Catedral de Reims, Francia. Continuó pintando durante la década de 1980, y su trabajo posterior se enfoca notablemente en la luz, tanto en el esquema de color como en el tema.

El trabajo de Vieira da Silva se incluyó en una exposición colectiva en Kunsthalle Basel (1954) y en la Bienal de Caracas (1958). Su primera retrospectiva se realizó en Kestner Gesellschaft, Hannover (1958), viajando a Kunsthalle Bremen, y Kunst- und Museumsverein Wuppertal, todos en Alemania Occidental. En 1958 expuso en el Internacional de Pittsburgh (ahora Carnegie International) y fue mencionada en la exposición del Premio Internacional Guggenheim. Vieira da Silva tuvo retrospectivas en el Musée de Grenoble, Francia (1964); Museo Civico, Turín, Italia (1964); Musée national d'art moderne, París (1969-70); Musée Fabre, Montpellier, Francia (1971); Musée d'art moderne de la Ville de Paris (1977); y Fundación Juan March, Madrid (1991). También fue la artista honrada en la Bienal de São Paulo (1989).

obra disponible

 
  Maria Helena Vieira da Silva    Le Vent , 1950  Gouache y bolígrafo sobre papel  54,4 x 43,2 cm

Maria Helena Vieira da Silva

Le Vent, 1950

Gouache y bolígrafo sobre papel

54,4 x 43,2 cm

  Bibliothèque, 1952   Óleo sobre lienzo   92 x 73 cm

Bibliothèque, 1952

Óleo sobre lienzo

92 x 73 cm

 

Contáctenos para más información