Tracey Emin 

Tracey Emin (Croydon, 1963) es una artista contemporánea inglesa conocida por sus obras autobiográficas y confesionales (utiliza su propia historia personal como tema principal de sus obras de arte). Emin trabaja en una variedad de medios que incluyen dibujo, pintura, escultura, película, fotografía, textos iluminados en neón y aplicaciones cosidas. Considerada "enfant terrible" de los Jóvenes Artistas Británicos (YBA) en la década de los 80, Tracey Emin es ahora una Académica Real de la Real Academia de las Artes.

Conocida por su temática de confrontación y la representación de temas tabú, Emin ha utilizado eventos traumáticos personales como una violación no denunciada, la humillación pública, el sexismo, un aborto quirúrgico y el alcoholismo. Sin embargo, la naturalidad con la que discute temas tabú puede parecer al principio impactante, pero este dialogo sobre sus experiencias como mujer y su relación con su cuerpo ha sido vital para una generación más joven de mujeres. Ella ha usado su propio cuerpo como medio en autorretratos y actuaciones. Por lo tanto, sus obras de arte implementan auto-aprendizaje y auto-conmemoración a través de la posible curación y el aspecto más espiritual del arte. La capacidad de Emin a ser vulnerable y honesta a través de su obra derrumba la frontera entre la vida y el arte, y ha hecho visibles las discrepancias entre la capacidad de los hombres y las mujeres para involucrarse crítica y públicamente con temas como el alcoholismo, los roles de género y, el sexo.

En 1997, su trabajo Everyone I Have Ever Slept With 1963-1995, una tienda de campaña con los nombres de todas las personas con las que el artista había compartido una cama, se mostró en la exposición Sensation de Charles Saatchi, realizada en la Royal Academy de Londres. En 1999, Emin tuvo su primera exposición individual en Estados Unidos en Lehmann Maupin Gallery, titulada Everywhere of Me's Bleeding. Más tarde ese año, fue nominada al premio Turner y exhibió My Bed, una instalación "readymade", que consistía en su propia cama sucia deshecha, en la que había pasado varias semanas bebiendo, fumando, comiendo, durmiendo y teniendo relaciones sexuales mientras se sometía a un período de inestabilidad emocional severo. La obra de arte mostraba condones usados ropa interior manchada de sangre.

Durante casi tres décadas Emin ha usado las luces de neón constantemente como medio creativo. El proceso de crear una de estas piezas a menudo comienza con un mensaje, generalmente un pensamiento o un sentimiento, seguido por la flexión de los tubos de luz para asumir las curvas y el perfil de lo que se ha escrito. Su obra destaca porque ha elegido usar su propia letra, lo cual es bastante arriesgado y una forma de sellar la personalidad y la individualidad en todas las piezas creadas. Es irónico cómo Emin usa frases sencillas para provocar sentimientos y pensamientos en la audiencia. Al expresar sus propias emociones, pensamientos y aspiraciones, ella conecta con el observador. Al incorporar la poesía, el misterio, el color y la luz en de sus obras, Emin se inmortaliza en el trabajo que realiza.

obra disponible

Contáctenos para más información