PABLO CARPIO · SILENCIOS SEDIMENTADOS

17 marzo -  27 abril  

 
 

Nos complace anunciar la segunda exposición individual de Pablo Carpio (1979, Madrid) en Mirat Projects.

En la exhibición se describe la especulación original del artista sobre el espacio urbano y su evolución en un futuro lejano.

 

Influenciado por las diferentes capas de la memoria en las periferias metropolitanas alrededor del mundo, Carpio interactúa con la pintura, empleándola como un medio no-humano con poder de autonomía, revelando la poética del abandono en las ciudades contemporánea.

Habiendo investigado previamente los muchos devenires de la pintura y la tridimensionalidad del medio que desborda el lienzo, el trabajo de Carpio toma un nuevo rumbo. El artista cuestiona el paisaje post-industrial, mostrando el devenir-pintura del espacio que habitamos, los suelos que recorremos, las paredes que cruzamos. Carpio combina una variedad de materiales, industriales y orgánicos, enfrentándose a la contingencia de la materia con la resistencia de su propio cuerpo y de sus herramientas de construcción. La interacción artística con lo inerte atrae nuestra atención hacia lo que pasa desapercibido, lo que aún intenta permanecer dentro de su propio desvanecimiento. En la periferia de nuestra percepción, habitan relatos no humanos de todo tipo, reteniendo en la propia materia los sedimentos de una historia marginal. Esos frágiles modos de persistencias testifican por mundos post-humanos. ¿Cómo el tiempo se apropiará de lo que dejamos atrás en los siglos que vienen? Por ahora, la hipótesis de un arte sin humanos requiere una mirada distinta sobre nuestros entornos inmediatos.

 

Con esta exposición Carpio inicia un intersticio de silencio donde la labor del artista abre camino hacia lo imperceptible. La profunda intensidad de color que se nos presenta, perturba nuestras categorías de percepción. Una estética no-antropocéntrica está propuesta, donde la pintura interroga su propio futuro. Nos dirige a un problema pendiente de solución que requiere seguir de este modo: ¿Cómo el arte existirá en el mundo que abandonamos? Trabajando con la pintura como medio, empujando, tirando, rompiendo, esperando y repitiendo todo de nuevo para la siguiente capa, Carpio explora el arte como un proceso sin fin, un recuerdo siempre a punto de ser tapado.